AGRICULTURA

 

La agricultura es el arte de cultivar la tierra; son los diferentes trabajos de tratamiento del suelo y cultivo de vegetales, normalmente con fines alimenticios.

El municipio de Guachinango Jalisco tiene una extensión territorial de 48,319 hectáreas, de las cuales 3,608 hectáreas (7.46 %) son de vocación agrícola. De éstos, 3,268 son de temporal y la superficie de riego es de 340 hectáreas.

Los principales cultivos de este municipio son el maíz, el sorgo, y el fríjol, que se sembraron en el 96.65 % de la superficie agrícola del municipio y en el restante 3.35 % se sembró sandía, melón, cacahuate, chile, calabacita, jitomate y trigo, además de 25 hectáreas sembradas de agave, teniéndose una superficie cosechada de 5,410 hectáreas.

El nivel de producción ha sido variable. Para el año 2000 se logró una producción de 30,224 toneladas de los cultivos mencionados que comparado con el año de 1999, donde se tuvieron 5,058 hectáreas cosechadas con una producción de 34,896 toneladas, lo que nos habla que para 1999 se cosechó en menos superficie, pero se obtuvo una producción mayor en 4,672 toneladas; cabe hacer mención que esta diferencia de producción se presenta por el hecho de que se cosecharon más hectáreas de maíz forrajero, fríjol y sorgo, los cuales presentaron un rendimiento mayor que en el año 2000 y por lo tanto se obtuvo una mayor producción .

Por otra parte, el valor de la producción, para el año 2000, ascendió a los 28,154,200 pesos, mientras que para 1999, este ingreso económico fue de 26,868,620 pesos, significando ingresos económicos importantes para la subsistencia de los agricultores y sus familias.
Se cuenta con un invernadero, en el cual se cultiva el Jitomate, sus primeras cosechas de dieron en este año 2007, este producto se distribuye en las diferentes poblaciones, se le considera una fuente de empleo temporal.

 

 

Los principales problemas de la agricultura en el municipio son la falta de unidades y sistemas de riego, altos costos de los insumos, bajos precios de los productos en el mercado, bajos rendimientos, falta de asistencia técnica y capacitación para el mejoramiento de la productividad, mismos que desalientan la ocupación en este subsector, haciendo que muchos de los que habitan en zonas rurales cambien de actividad o emigren en busca de mejores condiciones de vida.