FIESTAS PATRONALES

Como todas la poblaciones del estado, en Guachinango se tienen diversas fiestas populares, como lo son: las fiestas patronales que se celebran del 24 de enero al 2 de febrero en honor de Nuestra Señora de la Purificación y son un atractivo al turismo regional; la celebración de la Semana Santa; en mayo del 1 al 7 se celebra el aniversario del ascenso a Municipio, iniciando esta "Semana Cultural" con danzas tradicionales en la Plaza de la Cruz.

   
HISTORIA DE LAS CORONAS

 
Siempre se ha venido celebrando su festival anual el 2 de febrero, en la Purificación de Maria como lo requiere su titulo y consta de por lo menos de 1800 a 1914 solo se celebraban en su honor una misa muy solemne en tal día. Pero siendo párroco de Guachinango el Sr. Cura, D. Bibiano M. Mena, quien administro esta parroquia de 1908 a 1920, procedente de Mixtlán arribo a Guachinango el guerrillero revolucionario Ignacio Soto, el 19 de mayo de 1914, e incendio la población que el vecindario abandono para huir. El párroco referido ofreció entonces a la Virgen de la Purificación que si libraba a la parroquia de otros desmanes inmorales que la soldadesca cometía a las jóvenes, en adelante celebraría su festividad del 2 de febrero procedida de Solemne Novenario con peregrinaciones y la virgen se lo concedió. Posteriormente, en 1918, en que acaeció la epidemia de la "influencia española" que cegó tantas vidas acudió el vecindario a la virgen con la promesa y el azote desapareció.

Esto dio origen a ofrecer a la Virgen coronas de flores del 24 de enero a 2 de febrero en las peregrinaciones, piadosa practica que inicio y promovió en referido Sr. Cura, D. Bibiano M. Mena en el año de 1915, iniciándose en grupos de 12 varones y 12 mujeres siendo el primero que entro al Santuario Parroquial de la Virgen de la Purificación el piadoso vecino D. Ladislao Langarica llevando la primer corona que fue laurel y practica que quedo obligatoria por el voto de 1918 a la Virgen del mismo párroco y pueblo. Las costumbres se han generalizado y hecho tradicional y es muy de ver el devoto desfile de multitudes que en peregrinación ferviente recorre las calles, todos portando coronas de frescas flores para ofrecer a la Virgen durante su festival, manifestándole su entrañable amor y devoción. Antaño, cuando la festividad se reducía a solo 2 de febrero, la víspera se conducía la imagen de Nuestra Señora de la Purificación a la casa de D. Juan Iglesias y de su esposa Dña. Andrea Caro y de allí en solemne y devota procesión era conducida en andas a la iglesia, haciendo algunas posas en el trayecto donde le habían preparado algunos aliñados altares y al llegar a ella a la iglesia parroquial se cantaban en su honor las Solemnes Vísperas, y al día siguiente se tenia la Solemne Misa de Función.

Actualmente el 24 de enero comienza el Solemne Novenario que precede al 2 de febrero y consta de actos litúrgicos y piadosos de misas cantadas y Ejercicios Vespertinos del Rosario, Exposición Eucarística, sin que falte el rezo de su Novena propia y por la mañana alegres repiques de alba y serenata de la Banda Musical por las noches en que se queman lucidos castillos de luces pirotécnicas. La nota mas singular externa es el ofrecimiento de las coronas de flores en todos los días de las peregrinaciones piadosas que parten desde el popular sitio llamado “La flor de mayo” y recorre las calles de la población acompañándolas la imagen peregrina de Nuestra Señora de la Purificación , en medio de la música, los cohetes y los repiques de campanas hasta llegar a la Iglesias Parroquial , aclamando durante el trayecto a la Madre de Dios y ya dentro del Santuario se celebra para todos los peregrinos la Santa Misa. Tales peregrinaciones están integradas por las asociaciones piadosas establecidas en la iglesia Parroquial, como son la Acción Católica , Vela Perpetua del Santísimo Sacramento, Hijas de Maria Inmaculada, Congregación de Nuestra Señora de Guadalupe, Apostolado de la Oración , junto con cuatro barrios en los que esta dividido la población y los jóvenes del pueblo, y claro, sin que falten los emigrantes e Hijos Ausentes de Guachinango.

El 1º de febrero por la noche se cantan en honor a la Señora Solemnes Vísperas del día 2, Festividad de la Purificación de Maria o de la Candelaria , hacia el medio tiene lugar la Solemne Concelebración Eucarística precedida de la Bendición de las candelas y con predicación alusiva, quedando después manifiesto durante el día del Santísimo Sacramento. Por la tarde el Ejercicio Solemne del Rosario se canta el Salve Regina y por la noche un Te Deum en Acción de Gracias a Dios por los beneficios que derrama por mediación de la Santísima Virgen en su advocación de la Purificación , concluyendo la festividad con la serenata musical, la pólvora y el tradicional castillo de luces pirotécnicas.

Es tradición del pueblo que se eligen 2 señoritas como candidatas a reinas para la kermés que se realiza durante la Fiesta Patronal; una de ellas representa al pueblo en general y la otra a los hijos ausentes de Guachinango que radican en los Estados Unidos. Esto se hace con el fin de que ellas apoyadas por el pueblo recaben fondos económicos para seguir con las remodelaciones y/o mejoras a nuestro Templo y Casa Parroquial, y en gratitud se les corona como Reina y Princesa de nuestras Fiestas Patronales.

Reina 2006: Cristina Iglesias Ron.    Reina 2007: Veronica Castillo

Reina 2008: Almandina Mercado Mora

El día 31 de Enero esta asignada la celebración con todos sus actos a los Hijos Ausentes de Guachinango radicados en los E.U.

 

 

El día 2 de Febrero se asigna la celebración con todos sus actos a los Jóvenes del Pueblo y sus diferentes movimientos apostólicos como son el Grupo Juvenil y el EPA (Encuentro Para Adolescentes).

Este día terminándose la celebración religiosa, los jóvenes como culminación de su fiesta salen en peregrinación a darle un recorrido a la imagen de Nuestra Señora de la Purificación en la Plaza Principal; todas las bandas que se encuentran en ese momento en el acto entonan una alabanza y/o dianas a la virgen en agradecimiento por haberles permitido estar un año mas en el pueblo disfrutando de estas hermosas fiestas y todos sus hijos aplauden a su paso.

 

 

Los demás días del novenario son distribuidos y asignados según lo soliciten las familias del pueblo o algún movimiento y/o grupo apostólico.