TEMPLO PARROQUIAL

 

FOTOGRAFIA HISTORICA ( 1945 )

 

HISTORIA

El avecinamiento de mineros de en el siglo XVI al Real de Minas de Guachinango dio origen a la construcción de una capilla para la atención espiritual del vecindario por 1570 administraba el Clérigo Br. D. Francisco Álvarez y la cuna con reparaciones sucesivas persevero durante los siglos XVII y XVIII y en el pasado siglo XIX ya estaba ruinosa como se desprende del contexto de una Comunicación de la Mitra de Guadalajara, del 20 de octubre de 1836, autorizando al párroco, Pbro. D. Diego de Aguayo para repararla, diciéndole que: “ Puede usted tomar los fondos de la cofradía de las Animas de ese lugar, lo necesario para REEDIFICAR LA IGLESIA PARROQUIAL , llevando una cuenta exacta de lo que sea para que se pague después de los fondos de la fabrica (material de la iglesia) a la cofradía.... Diego de Landa”. Según me informaron esta primitiva Iglesia Parroquial estaba ubicada en el 4º cuartel, o barrio del pueblo, de los 4 cuarteles en los que estaba dividida en ese entonces la población según la costumbre de aquella época y de cuya iglesia todavía hasta hace unos 27 años aproximadamente: “Quedaban muros de piedra y ahora existe allí una casa de la propiedad de D. Librado Caro” , vecino de Guachinango.

Esta antigua y primitiva iglesia parroquial, que solo tenia forma de capilla, se arruino del todo en la segunda mitad del pasado siglo XIX debido a un incendio como aparece en un inventario levantado por el Sr. Cura, D. Luís G. Puerto, el 25 de agosto de 1867, donde enumerando varias partidas, asienta: “Todo esto recibí del Sr. Cura D. Miguel Ignacio Izquierdo, lo que ha sido aumentado en solo la custodia y 2 toallas blancas. La custodia se compro con los pocos retos de plata que quedaron DESPUÉS DE LA QUEMA DE LA CAPILLA y de los que yo recibí” y cuya frase claramente indica, para un buen entendedor, que todo lo consumió el voraz incendio por tener techumbre de madera como las iglesias de aquel tiempo y solo quedaron algunos restos de plata fundida con la que se elaboro la custodia.

Tengo para mi que tal incendio acontecido por los años de 1860 y 1863, o alrededor de esas fechas en la Guerra de Tres Años surgidas entre los partidos políticos Liberal y Conservador con motivo de la promulgación de las Leyes de Reforma y que ensangrentó al país y en ese tiempo anduvo por la región de Mascota, Talpa y otros pueblos el feroz y sanguinario General liberal Antonio Rojas de quien se escribe que: “Irrumpió Rojas en casa e iglesias, apuñalando y robando” y cuando acecinaba, con ironía, solía decir que: “No cambiamos el pescuezo por indulgencias” y como estúpida disculpa afirmaba, como hombre inculto que era: “Pos yo ando robando y matando; pero sin ofender a nadie”. Llegando a un pueblo daba a su desenfrenada tropa esta orden: “Desde aquí se roba, se mata y se incendia y hace cada quien lo que se le pegue la gana.” ¡Tal era este esbirro del infierno!.

En diciembre de 1860 llego a Mascota sembrando el terror, la sangre y la muerte y donde destruyo e incendio la población y: “El incendio y la destrucción de Mascota acaecieron el 30 de diciembre de 1860” , fusilando en esta ocasión a sus furibundas tropas de liberales: “Al que hasta entonces había sido párroco de Guachinango...el Pbro. D. Nepomuceno Avalos que era originario de Talpa” y había sido aprendido en Atenguillo y fusilado: “A la salida de Mascota” cuyo párroco había huido ocultándose y hasta el 7 de enero de 1861 Rojas y su tropa se retiraron de la región dejando un recuerdo imperecedero por sus tropelías.

El historiador Dávila Garibi refiriéndose al Sr. Pbro. D. Juan Nepomuceno Avalos asegura que era: “Vicario de la Parroquia de Guachinango” , pero hemos visto que figura en la nomina de Párrocos y que fue asesinado: “En Mascota a tiros de revolver y estocadas de verduguillo por el general Julio García y su segundo Ignacio Guerrero, el 1º de enero de 1860” y aunque el cura de Mascota, Pbro. D. Gabriel Gutiérrez había huido al fin cayo en sus manos y fue: “Fusilado en Guadalajara en 12 de junio de 1861” . Lo cual viene a indicar que la persecución y la barbarie se avían ensañado en la región de Mascota y Talpa, y Guachinango. Esto motiva para mi, la presunción de la primitiva iglesia Parroquial de Guachinango fue intencional y originada de aquellos funestos y lamentables sucesos regionales originados de la Reforma.

Esta ruina de la antigua iglesia obligo a cambiar el culto y la administración parroquial a otra antigua capilla levantada en el siglo XVIII en el hoy centro de la población, a la cual le han hecho reformas y aditamentos necesarios para ampliarlas y convertirla en la actual iglesia parroquial. Sobre el origen de esta iglesia existe la tradición en Guachinango de que en donde ahora es el presbiterio de la iglesia era antiguamente una casa de un acaudalado vecino apellidado Ponce y aseguran que tenia el grado de General quien tuvo un hijo sacerdote que el día de su Cantamisa dijo que deseaba que su casa se convirtiera en Iglesia y el General Ponce, su padre la regalo y allí se edifico la capilla hoy convertida en Iglesia Parroquial. Algo en verdad tiene esta tradición como lo testifica una inscripción que puede leerse al pie del balcón de la torre y reza así:

 

“DE LOS PONCE ERA ESTA CASA

Y PARA DEDICARLA MEJOR

A DIOS SE LA DIERON

COMO CASA DE ORACIÓN”

 

Lo cual parece verso de gran sabor colonial. En la familia de los Rodríguez Ponce hubo dos sacerdotes muy doctos. Uno de grande fama que fue el Br. D. Ambrosio Rodríguez Ponce, hijo del capitán, D. Francisco Rodríguez Ponce y nieto de l primer Francisco Rodríguez Ponce que administro este Real de Minas, tal vez hacia 1653 y cuya fecha lleva una Cruz rolliza y de cantera roja, al lado derecho de la entrada al atrio del templo y que lleva en un lado de la peaña y dice : “AÑO 1653” y por el lado contrario “PONCE” y la cual debió encontrarse anteriormente en la primitiva iglesia y que al desaparecer esta se cambio y se coloco en el atrio de la actual, como parece indicarlo la fecha siguiente grabada en otro lado de la peaña y dice: “13-IX- 1941” , esto es: “Septiembre 13 de 1941” en que se edifico el monumento en que fue colocada, administrando en este entonces esta parroquia el Sr. Cura D. José de Jesús Casillas, puesto que la administro 14 años, de 1929 a 1944.

El otro sacerdote hijo del tercer Francisco Rodríguez Ponce y nieto también del segundo Francisco Rodríguez Ponce fue le Br. D. Juan Antonio Rodríguez Ponce, y a mi ver este segundo sacerdote fue el constructor de esta Iglesia por haber administrado por haber administrado este Real de Guachinango mas de 14 años, ser acaudalado, y descendiente integrante de la familia Rodríguez Ponce y de quien se escribe que fue: “Hijo del tercer Francisco Rodríguez Ponce y de Ma. Luisa Ortiz Palomera; Vicario que había sido de Francisco de Saavedra y su hermano Alonso Avalos Saavedra; además de los alrededores de Guachinango tenia con sus hermanos 16 sitio mayores y 6 caballerías. En 1749 LLEVABA AL MENOS 14 AÑOS COMO VICARIO DE GUACHINANGO y poseía la Hacienda de la Sta. Bárbara , como media legua del Real” de las minas de Guachinango. Tenia por tanto los medios económicos con que edificar una capilla y en 14 años de administración el tiempo suficiente para concluirla puesto que es de muros de adobes, a lo cual viene a añadirse que, como asevera un historiador fehaciente era: “Hijo del General Francisco Rodríguez Ponce” lo que va acorde con la tradición local.

Posteriormente los párrocos de Guachinango la fueron reformando y adornando al paso de los años hasta dejarla como hoy aparece. Ya en el mismo siglo XVIII, por 1760, el Sr. Cura, D. José Márquez le añadió la torre contigua logrando edificar los dos primeros cuerpos. En el siglo XIX, el Sr. Cura, D. Pioquinto López de Nava entre 1866 y 1868 inicio la construcción del atrio que la rodea, construyendo también el chapitel de la torre que posteriormente fue destruido por un rayo a las 7 de la tarde del 28 de agosto de 1870 siendo párroco el Sr. Cura, D. Juan N. Gómez Llanos quien entre 1868 y 1872 coloco el entarimado de la iglesia y pinto el frente de dicho Templo; el Sr. Cura, D. José del Refugio Flores construyo el caracol de la torre, decoro el interior, coloco el comulgatorio, restauro el púlpito y la doto de 4 campanas. La campana mayor la coloco el Sr. Cura, D. Luís Becerra, D. Ladislao M. Lupercio reformo la sacristía y arreglo un crucero; D. Juan N. Valdez la rodeo al exterior de contrafuertes; D. Bibiano M. Mena pinto la sacristía, la doto de pavimento y acuño y relleno las cuarteadoras de las bóvedas; el Sr. Cura, D. José de Jesús Luna inicio un nuevo entarimado del templo que construyo el Sr. Cura, d. Agustín Robles. Mas tarde el Sr. Cura, D. José de Jesús Casillas volvió a acuñar las bóvedas, renovó los enjarres de los muros, abrió arcos de comunicación del presbiterio con los cruceros y abrió internillas en la techumbre.

El Sr. Cura, D. J. Refugio Hernández de 1944 a 1952 realizo otras importantes mejoras y decorado; el Sr. Cura, José Maria Peña Ramos, retiro el antiguo Altar Mayor y lo reformo según las prescripciones litúrgicas emanadas del Concilio Ecuménico Vaticano II; el Sr. Cura, D. Manuel Peña Peña, actual párroco, arreglo la torre del templo puesto que un temblor en 1995 hizo que se ladeara, cambio el enjarre del cuerpo de la iglesia poniendo uno nuevo, restauro las internillas de la bóveda, coloco una imagen en el vitral de la entrada principal de la iglesia con la imagen de Ntra. Señora de los Purificación (donada por la Familia Aguirre Robles), cambio por completo el presbiterio y el altar mayor, pinto y pulió (pedacería de porcelana) la fachada del templo, coloco reflectores que iluminan la fachada del templo.

Los señores curas que han estado en frente de la parroquia de Guachinango, son:

1903-1908 Juan Nepomuceno Valdez
1908-1920 Bibiano Mena Martinez
1920-1922 José de Jesús Luna
1922-1926 Agustín Robles
1926-1929 José María Galindo
1929-1944 José María Casillas
1944-1952 José Refugio Hernández Guerrero
1952-1988 José María Peña Ramos
1988-1991 Félix Quintero Peña
1991-2006 Manuel Peña Peña
Actual
José Angel Bogarin

 

DATOS ESTADISTICOS SOBRE LA PARROQUIA

1.- Extensión territorial 500 Km2

2.- Población: Guachinango 1891 –  Municipio 4979.

3.- Fecha de erección de la Parroquia: antes de 1600.

4.- Fecha de erección del Municipio: 7 de mayo de 1885.

5.- Capellanías:

a) Guachinanguillo:
Patrona: Ntra.Sra. del Rosario de Talpa
Fiesta: 19 de septiembre

b) El Colorado:
Patrón: San Nicolás de Tolentino.
Población: 150 h.

c) La Ciénega:
Patrona: Ntra. Sra. de Guadalupe
Fiesta: 12 de Febrero

d) La Estanzuela:
Patrón: San Francisco de Asís
Fiesta: 4 de octubre

e) La Fundición
Patrona: Maria Reina
Fiesta: 31 de mayo

f) Pánico:
Patrón: San Isidro Labrador

g) Santa Isabel de Quililla:
Patrona: La Medalla Milagrosa
Fiesta: 27 de noviembre